actitud de un personal trainer

¿Cuál debe ser la actitud de un personal trainer hacia su cliente?

Hace pocos días mi amiga María llegó a la fiesta con un vendaje grueso y una cojera muy pronunciada. Al preguntarle qué había sucedido, nos enteramos de que su personal trainer la llevó más lejos de sus posibilidades. No te la juegues y contacta con entrenadorpersonal.club, te ayudara.

Elige un buen personal trainer

María es muy entusiasta y recientemente había contratado a un entrenador personal para deshacerse de algunos kilos, pero su plan no le estaba dando resultados.

buen personal trainerMuchas personas, al igual que María, sienten la necesidad de contratar a un entrenador personal para darles ese empujón extra para perder esos últimos kilos que se rehúsan a morir.

Sin embargo, en su determinación, algunas personas olvidan que al contratar a un personal trainer, hay más de lo que parece a simple vista y la contratación de un entrenador inexperto o sin experiencia puede terminar perjudicándolos, en la forma de lesiones leves o muy graves.

Con este este incidente en mente me aventuré  a hablar con uno de los personal trainer de mi gimnasio, uno que ha entrenado a un buen número de deportistas en su carrera, ya que tenía realmente mucho que contarme: esguinces de tobillo, isquiotibiales rotos, y hasta me habló de un tipo que casi se rompió la espalda.

Deja que el personal trainer te guie

Un cuerpo bien construido y una gran voz para gritar a la gente no son los únicos requisitos para ser un entrenador físico personal, ya que los buenos entrenadores deben tener una formación profesional, no necesariamente de un instituto o universidad caros, pero sí una formación certificada.

También tienen que mantenerse actualizados con las últimas investigaciones, las diversas técnicas, las dietas, las máquinas, y así sucesivamente.

Tu personal trainer tiene que tener experiencia de formación previa. Nadie pide un millón de años de experiencia, pero si te sugiero pedir algunas referencias antes de firmar con ellos un contrato.

personal trainer te guieUn entrenador tiene que entender las necesidades de sus clientes y planificar su régimen de ejercicios en consecuencia con las dichas necesidades, ya que no todo el mundo tiene la misma resistencia, la misma rapidez y la misma constancia.

También tienen que ser hábiles para recordarte que están ahí para ayudarte a trabajar y alcanzar tus metas.

Sí, un entrenador tiene que ser un buen motivador, pero por gritar a alguien o avergonzarlos no funciona bien para todos. Un personal trainer necesita saber lo que motiva a sus clientes, ni más ni menos, y para eso necesitan un buen tiempo para la comunicación personal.

También tienen que ser capaz echar hacia atrás, por así decirlo y dejar que sus clientes se den ciertas licencias.

Un entrenador personal bueno es aquel que tiene el equilibrio perfecto entre ser firme pero suave, ser estricto pero por momentos flexible, y educar con todo y el regaño que nos merecemos de vez en cuando. Sólo entonces es cuando nos podemos beneficiar de su experiencia  manejo y cuando nuestros objetivos son más nítidos en el corto y largo plazo.

Contratar un personal trainer no es un asunto de juego o de dejarse a la ligera, así que contrata a un verdadero profesional para que el ejercicio sea un aliciente en tu vida, no una paliza.